Las Redes Sociales: Aliadas del sector de la jardinería

En las últimas décadas se han producido importantes cambios a diferentes niveles: políticos, culturales, sociales, tecnológicos… que conllevan modificaciones en el mundo laboral, en su estructura, en los puestos de trabajo demandados y en la flexibilidad de los trabajadores.

Estos cambios repercuten directamente en la formación, cualificación y competencias requeridas por las empresas, ya que cada vez se buscan profesionales más polivalentes.

A esto hay que sumarle que la forma en la que nos comunicamos también ha cambiado. La comunicación digital está a la orden del día y debemos aprender a sacarle partido.

Actualmente, cuando necesitamos un producto y/o servicio, lo buscamos en internet, ya que, de esta forma, tenemos un rápido acceso a la información, podemos usar comparadores y valorar los comentarios y experiencias de otros usuarios.

Existen cerca de 15.000 empresas de jardinería en España, de las cuales, aproximadamente un 70% son PYMES. Con tanta competencia, se hace casi obligatorio disponer una plantilla bien formada y aprender a manejar nuevas herramientas y plataformas donde darnos a conocer, para llegar al mayor número de potenciales clientes y expandir nuestra marca.

COMPRAMOS POR LOS OJOS.

Según varios estudios, el tiempo medio para llamar la atención de un potencial cliente es de 8
segundos. En la jardinería, esto juega un punto a nuestro favor. Debemos atraer a través de lo
visual, exponiendo nuestros trabajos para que el futuro cliente pueda ver por sí mismo lo que
somos capaces de hacer. En el sector de la jardinería, se hace más complicado mostrar lo que
hacemos de manera presencial, por eso, la formación orientada hacia nuevas tecnologías es
fundamental. Tenemos que conseguir atraer visitantes a nuestra web, además de fidelizarlos y
generar contenidos de interés para que lograr que se queden. Los planes de marketing y la
gestión de redes sociales son conocimientos al alza para las empresas de jardinería.

No se trata solo de crear una web y publicar información corporativa. Debemos aprender a utilizar
las redes sociales de una manera eficaz, para dar a conocer lo que hacemos; pero antes,
tendremos que conocer las características de cada una, ya que cada red social atrae a un público
distinto y en ellas nos comunicaremos de forma diferente.

Gracias a las redes sociales y al marketing digital, los profesionales de la jardinería y el paisajismo
pueden, con una mínima inversión, publicitar su trabajo y hacerlo llegar a un número mayor de
usuarios. Además, algo que nos aportan las redes y que no debemos dejar de lado, es que la
comunicación fluye en los dos sentidos. Nuestros seguidores podrán hacernos sugerencias, de
manera que podremos conocer de primera mano sus necesidades y opiniones, para adaptar
nuestros futuros trabajos a sus gustos y a las nuevas tendencias del mercado.

Además, las redes sociales pueden ser aliadas a la hora de fomentar la “cultura jardinera”. Lo
bonito puede conseguir modificar nuestro estado de ánimo y ayuda a recuperar el interés por
tradiciones como el regalo de plantas.

En Cursos Femxa disponemos de cursos para que, tanto trabajadores como autónomos del
sector de la jardinería, puedan formarse en competencias digitales y den un impulso a su negocio
aprovechando todas las opciones que ofrecen las redes sociales y el marketing online.
Esta formación se imparte en modalidad online para que los trabajadores del sector puedan
compatibilizar su jornada laboral con la mejora profesional a través de los cursos gratuitos, 100%
subvencionados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La consulta de los cursos disponibles y la solicitud de plaza se puede realizar, a través de la
siguiente página web: www.cursosfemxa.es/cursos-jardineria

¡No dejes pasar la oportunidad y disfruta de esta formación gratuita para ampliar tus oportunidades
laborales!

La jardinería en España: Un crecimiento continuo

2.000 Plazas en Formación Online subvencionada por el SEPE para el sector jardinería. ¡Garantía de futuro!

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social pone a disposición de las personas trabajadoras del sector de la jardinería más de 2.000 nuevas plazas en cursos subvencionados.

Más del 60% de los hogares españoles consumen productos de jardinería. Cada vez tenemos más conciencia de la importancia de los espacios verdes y esto genera un impulso importarte para el sector de la jardinería:

  • Ha habido un aumento de las casas con jardín.
  • Se crean rincones verdes en terrazas y balcones.
  • Los municipios de mediano y pequeño tamaño externalizan los servicios.
  • La Administración se preocupa por la protección del entorno, respeta la integridad ambiental de la zona y realizan proyectos de desarrollo sostenible.

Gracias a todas estas medidas, el sector de jardinería muestra una evolución positiva. A finales de 2015, según estadísticas del INE, existían en España poco más de 12.500 empresas de jardinería. Solo tres años después, el informe de 2018 indica que el incremento fue de casi el 19%, llegando a las 14.968 empresas existentes. Esto refleja claramente la tendencia de recuperación que se inició en 2014, después de dos años sin apenas crecimiento.

Al encontrarse el sector en un momento de auge, es necesario dar un impulso a la formación de las personas trabajadoras para que puedan reciclar y ampliar conocimientos, además de aprender nuevas técnicas y procedimientos.

Según un informe de 2019 de la OECD, solo el 35.3% de personas adultas cursa formación relacionada con el trabajo, siendo en su mayor parte, personas con alta cualificación. En el 2018, según datos que podemos encontrar en el INE, más de 900.000 profesionales de la familia Seguridad y Medio Ambiente, donde se encuentra incluido el sector de la jardinería, se formaron beneficiándose de los cursos subvencionados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Aunque existen grandes empresas que ofrecen servicios de jardinería, pertenecen en su mayoría a grupos constructores que proporcionan servicios diversos. En realidad, la mayoría de las empresas del sector son PYMES, cerca del 70% tienen entre 1 y 5 personas empleadas.

La formación es importante en cualquier profesión, pero en el caso del sector de la jardinería, al tratarse casi en su totalidad de pequeñas empresas, es fundamental. Debemos diversificar conocimientos para conseguir llegar al mayor número de clientes potenciales y crear una oferta formativa de calidad para poder atender a las crecientes necesidades. Actualmente es de gran importancia tener visibilidad en redes sociales, por eso, desde Grupo Femxa, ponemos a disposición de los trabajadores del sector de la jardinería cursos para mejorar competencias digitales: Marketing y Reputación Online, Comercio Electrónico y Gestión de Redes Sociales entre otros.

Sin embargo, aunque la formación en materia digital sea imprescindible, no debemos dejar atrás temáticas más específicas como:

  • Gestión de residuos: donde obtendrás conocimientos y habilidades para gestionar de la forma más adecuada los residuos urbanos, industriales, rurales y sanitarios. Además, hemos dedicado un tema al estudio del marco legal y otro a algo tan importante como es la educación ambiental.
  • Auditoría medioambiental, con el que adquirirás los conocimientos referentes a un Sistema de Gestión Ambiental y a su posible certificación.
  • Formación básica para limpiezas generales repasará las técnicas de limpieza más adecuadas y la maquinaria más eficaz para la ejecución de las tareas, además de tratar la gestión de la prevención de riesgos laborales, que, según un informe del IFES, es una de las mayores preocupaciones de los trabajadores.

A partir de enero de 2020 estarán disponibles nuevos cursos como Gestión sostenible de residuos, que tratará la gestión inteligente y responsable de los residuos, o Limpieza e Higienización donde te orientaremos para elegir los materiales, productos y maquinaria adecuada para realizar tareas de limpieza con técnicas eficaces.

La inscripción a los cursos ya está abierta y se puede solicitar plaza desde www.cursosfemxa.es/cursos-jardineria

Recuerda que la formación de las personas ocupadas es uno de los derechos de trabajadores y empresas de cualquier ámbito laboral.

¡Aprovecha esta formación gratuita para ampliar tus oportunidades laborales!

Seguros profesionales para la jardinería del s.XXI

Munitec y FEEJ proponen seguros profesionales adaptados a las necesidades de tu empresa.

Autónomos y propietarios, mejor, asegurarse.

En 2017 se notificaron en Delt@ 596.603 accidentes de trabajo con baja, de los cuales 12.206 correspondieron a trabajadores autónomos. Ser autónomo implica asumir riesgos. Riesgos económicos importantes y responsabilidades hacia quien nos contrata o hacia quien contratamos. Implica hacer frente a posibles reclamaciones de clientes insatisfechos o a gastos inesperados consecuencia de posibles, aunque no deseados, errores profesionales.

Por otro lado, contratar un servicio implica también asumir un riesgo. No puedes meter a cualquiera en tu jardín. Propietarios y comunidades de propietarios, cuando se plantean contratar irregularmente servicios de jardinería a empresas ilegales o no cualificadas, ¿se plantean también asumir los gastos derivados de un posible y siempre lamentable accidente laboral o de un daño a la propiedad? Mejor confiar en una empresa que garantice la correcta ejecución de los trabajos contratados respetando en todo momento y escrupulosamente las normas y medidas de seguridad pertinentes y que disponga, además, de un seguro de responsabilidad civil.

 

Seguros adaptados al profesional del s. XXI

MUNITEC pone al alcance del profesional del sector de la jardinería y del medio rural seguros adaptados a las tareas y responsabilidades que día a día debe asumir. Pólizas de Responsabilidad Civil de Jardinería y Poda, para actividades de jardinería, tala y poda de árboles; pólizas SegurDron, en caso de uso de drones; de Responsabilidad Civil específica para sociedades ITEAF, encargadas de realizar inspecciones de equipos fitosanitarios; de Defensa Penal, ante procesos penales por imprudencia o negligencia; y de Incapacidad Laboral Temporal, que garantiza unos ingresos económicos cuando no se pueda desarrollar la actividad profesional. Productos que las empresas FEEJ podrán adquirir en condiciones ventajosas gracias al acuerdo alcanzado entre ambas organizaciones.